viernes, 5 de agosto de 2011

Reflexiones: La Ruta del Amor.

Los adolescentes suelen creer que enamorarse es una meta, un final. Se apasionan por primera vez de alguien que les corresponde y creen que ya "han llegado" al amor; cuando en realidad se trata de lo contrario, es decir, del inicio del larguísimo aprendizaje sentimental, una confusa peripecia emocional que lleva toda la vida.


Este equícovoco está fomentado por los relatos infantiles, las novelas rosas y las películas. al final del cuento, las parejas se juntan y comen felizmente perdices para siempre; una vez unidos los amantes, no hay nada más que narrar, como si la dicha fuera una eterna sonrisa petrificada.

Pero sucede que la realidad comienza justo entonces: la vida se inicia donde acaba el cuento. Porque a partir de esa primera etapa de enajenación sentimental uno puede intentar el milagro cotidiano del amor heroico, que es el que se basa en lo tangible, en el esfuerzo por entender al otro, en el consenso de las cosas que se disiente, en las broncas sufridas y superadas; en la generosidad y en el esfuerzo. Si la pasión estriba en inventarse al otro, el amor heroico consiste en conocer al otro y, pese a ello, amarlo. No es un trabajo fácil, no es seguro; ni siquiera sé si todas las personas estamos capacitadas para lograrlo. Pero si sé que en el amor heroico también hay emoción también se roza el cielo. Y que merece la pena intentarlo.

ROSA MONTERO (BUENOS AIRES)
Fuente: Selecciones Reader´s Digest, Febrero 2001

1 comentario:

claudia elena dijo...

de esas veces que posteas esperando que mueva a alguien... a mí, esta vez. gracias

Every day I wake up next to an angel more beautiful than words could say, They said it wouldn't work, but what did they know? 'Cause years have passed, but we still here today