martes, 25 de mayo de 2010

Que día...

Advertencia: El contenido de la siguiente entrada relata el proceso llevado a cabo en una necropsia si usted es una persona demasiado sensible por favor no la lea, mejor de click AQUI



Hoy tuve una de esas experiencias en la vida que evocan tanto sentimientos que debes ir procesándolos uno por uno y es curiosa cómo funciona la vida, por ejemplo cuando hable con mi roomie de ello me dijo "no tiene nada de extraordinario" y claro considerando que ella estudia medicina es de lo más normal, pero para mí en el área de Derecho, es muy diferente.

Y es que esta mañana me desperté y pensé "hoy será un buen día"... pero no imagine que sería tan bizarro, verán como parte de mis estudios de Medicina Legal existía una práctica opcional: "la necropsia", estoy segura que de haberlo planeado no habría salido tan bien, y es que por la mañana cuando venía de comprar el desayuno y me disponía a comerlo con Casper encontramos a unos amigos afuera del Anfiteatro "esperen, hay muerto, no quieren entrar?"... nos miramos y accedimos. Luego de conseguir bata y guantes esto es lo que paso:

Entre un poco preocupada por como reaccionaria y al ver los cuerpos me asombro mi falta de respuesta, simplemente estaban ahí... en la plancha, yo sabía que habían estado vivos y sin embargo no me dio miedo. Mi primer instinto fue tocarlos, fríos y aun cuando el cuerpo ya presentaba un poco de rigidez la sensación al tacto era bastante similar a la de tocar un vivo, pero frió.

El médico que nos acompaño se porto muy accesible y nos dejo participar en la necropsia, de modo que comenzamos a lavarlo, enseguida a medirlo y esperamos la inspección general, se marcaron los puntos donde presentaba heridas externamente y luego el médico hizo el corte al cuero cabelludo... debo decir que yo me sentí en museo interactivo así que "toque, pregunte, vi, sentí" tooodo lo que pude.

Una vez hecho el corte se hizo con la sierrita y todo el corte craneal... y vimos el cerebro... mi primera impresión fue... "awsome!"... jamás había visto un cerebro y solo en mis más retorcidos sueños creí tenerlo entre mis manos, pero mira que lavarlo, pesarlo y conocer su consistencia fue increíble... por cierto... es viscoso y huele...

Luego de analizar las heridas de bala que presentaba el cuerpo, hacer anotaciones de la trayectoria y demás heridas, partimos el cerebro... si literal, hicimos rebanadas de cerebro para ver si presentaba más daños|, acto seguido el doctor realizo un corte en la cavidad abdominal y si... mas olor, comenzó a mostrarnos como se lleva a cabo el desprendimiento del músculo para dejar las costillas al descubierto y poder retirar la capa torácica y luego nos dijo "yo sé que no son del área médica, pero sigan"... y yo pensé "Awsome!"... así que me pegue al bisturí y comencé a hacer el desprendimiento, si me preguntan qué pasaba en ese momento por mi mente?... en realidad no mucho.

Creo que de alguna manera no había conectado el hecho de que ese cuerpo había pertenecido a una persona, por más que veía la cara del sujeto simplemente no hacia ese enlace, como no soy una de esas personas egoístas que hacen todo el trabajo, deje que mis compañeras de mesa participasen siempre que querían, pero la verdad no estaban tan animadas como yo, seguimos hasta desprender la piel hasta la mitad de la parte lateral y hasta la parte púbica. El médico nos explico cómo cortar las costillas por el cartílago para desprender la capa torácica y creo que para ese entonces ya estaba un poco enfadado de mis preguntas, porque yo preguntaba todo!... así que metió al otro grupo en la mesa de enfrente y comenzó el proceso que nosotras ya habíamos pasado mientras hacia el corte de las costillas, cuando mis compañeros entraron y me vieron con las manos en el pecho del sujeto hicieron una cara de sorpresa y yo no pude evitar decir "a mí ni me miren!... ya estaba muerto cuando yo entre!"...

Debo confesar hasta ahora que cuando abrieron el cráneo y la sangre comenzó a correr las piernas me temblaron un poco pues siempre he tenido esa extraña relación con la sangre, en fin... terminamos de cortar costillas, desprendimos el tórax y pudimos ver pulmones, corazón, y demás órganos vitales, ahí fue cuando yo pregunte... "Entonces que les aparto para sus tacos?", el médico estaba un poco atareado e insisto enfadado, así que vino, nos demostró cómo sacar el pulmón y dijo "saquen el otro"... cuando mis compañeras se miraron mutuamente comprendí que la idea de adentrarse tanto en el cuerpo no les agradaba, así que comencé a levantar el pulmón y buscar cómo hacer el corte.

Retiramos pulmones y el médico dijo, "quiero los riñones también"... yo pregunte "¿como?"... "como puedas" fue su respuesta... así que... una compañera comenzó a sacarlo y finalmente se canso... "sigan" dijo y una vez más las otras dos se miraron, así que gustosa fui a continuar el trabajo, aun que el olor en esa área, ya era mucho más fuerte. Tuve que tener mucho cuidado de donde cortaba para no reventar los intestinos del sujeto pues no habría sido nada agradable. Luego de los riñones, el corazón, eso llevo la expresión "tienes mi corazón en tus manos" a un extremo insano, estando ahí una compañera recordó "dicen que le corazón es del tamaño de tu puño"... y si efectivamente lo es... también es tejido duro y por dentro se ve muy interesante, si también lo partimos.

Cuando estaba en la labor de sacar los órganos entro una chica de psicología y dijo que estaba interesada en la necropsia así que comenzó a ver desde lejos, también dijo que me conocía aun que no recordaba de donde, será fan pensé... en fin... le pregunte si quería participar de la necropsia y me dijo "noo, gracias es mi primera vez..." yo sonreí y conteste "que mi iniciativa no te confunda, también es mi primera vez..." la cara que me puso era entre miedo y asombro, pero bueno seguí en mi tarea.

Aquí debo agregar otra confesión, la verdad es que Casper desde que entro estaba en estado de shock, y por mas fascinada que yo estuviera siempre que hacia algo buscaba su mirada, la verdad es que no habría sido lo mismo si ella no hubiera entrado conmigo, de alguna forma me hacía sentir más segura, sobre todo con todo lo que estaba haciendo... esta será una de esas experiencias que jamás olvidare y me alegro de haberla compartido con ella.

El médico vino, abrió la vejiga, el estomago, partió los órganos y dijo... muy bien... y vertió todo, cerebro incluido para mi asombro en la cavidad torácica, solo le falto revolverlo para que cupiera todo. Luego coloco cordón en una aguja enorme e hizo los primeros puntos y dijo... "pues a coserlo"... adivinen quien cosió?... pues si!... también deje que mis compañeras cocieran, pero cuando se aproximaron a los intestinos y la vejiga reventada no quisieron seguirlo haciendo, al parecer les dio mucho asco, yo las mire y dije "claro!... puedes abrirle la cabeza, partir sus costillas, sacarle los pulmones pero tienes un problema con sus orines..." cosimos y el médico hizo los puntos finales, puso el hilo para coser la cabeza y nos indico que lo laváramos. Una compañera cerro la cabeza mientras nosotras limpiábamos, pasamos más de 3 horas ahí con los cuerpos.

Me siento satisfecha de haberme mantenido en pie, de haber participado, tocado preguntado, visto todo lo que podía ver, Por desgracia tengo sabor a formol y lo huelo por todos lados, según dice mi roomie es natural luego de haber pasado 3 horas ahí, al salir me senté en la banqueta y pensé en lo que acababa de pasar, había visto a un muerto, más que eso lo había tocado, había visto sus órganos, lo lave y cosi, bromee durante un largo rato mientras estuve dentro tratando de hacer más ameno el ambiente, me la pase diciendo "disculpen un poco de humor muerto, frio pues..."

Fue sentada en la banqueta cuando me puse a pensar en todo, la vida, la muerte, como puedes terminar en una plancha siendo John Doe (desconocido), fue entonces cuando me mire las manos y me puse a pensar en todas las sensaciones que había tenido mientras lo tocaba, por dentro, por fuera, esas manos con las que comía, escribía, acariciaba y ahora... había manipulado a un muerto, si bien es cierto que tenia guantes el látex deja sentir prácticamente todo y sin ensuciarte las uñas jajá...


Cuando llegue a mi casa dormí un rato, pensé, sigo pensando de hecho... sigo oliendo formol a mi alrededor, pero la verdad es que ha sido interesante... demasiado... Awsome!...

Saludos!...

3 comentarios:

rck=) dijo...

Pues...de verdad que fue un día interesante. Eso de tocar un cerebro...agh xD jajaj tu descripción fue tan buena que me asquiaste.

MachoVikingo dijo...

Wow!! uno de los mejores posts!! en vdd como dice la chava de arriba.. fue tan buena tu narracion q me dio asco!! ajajajja...

brown casper dijo...

si este.. osea.. como le explico.!!!
ejeje.. pues la verdad si fue increible pasar por esa no tan grata pero increible experiencia!!!
digo ahora.. ya no ta facil sera que se olvide de mi!!! jajaja ok no!!!

Every day I wake up next to an angel more beautiful than words could say, They said it wouldn't work, but what did they know? 'Cause years have passed, but we still here today